El Louvre es uno de los museos más famosos del mundo, pues entre otras obras, acoge una de las más importantes de la historia: la Mona Lisa, así como otras tantas obras como La última cena y otras tantas obras de gran relevancia histórica. No obstante, parece ser que este no ha sido su año.

Ha reducido el número de visitas

Mientras que otros museos como el Reina Sofía o el Thsyssen han logrado aumentar el número de visitantes con respecto al año anterior, en el caso del Louvre han visto como la cifra de visitas en todo el año 2016 simplemente ha llegado a los 7,3 millones (7,7 millones si suman las colecciones desplazadas al Lens), un -15% con respecto al año 2015.

¿A qué se debe este increíble descenso? Los responsables aseguran que la principal causa son los atentados terroristas que sufrió el país por parte de los yihadistas, que han hecho que los turistas busquen otros destinos aparte de Francia para ir a pasar sus vacaciones. También señalan que otra gran pérdida fue durante los cuatro días que el museo permaneció cerrado cuando el nivel del Sena comenzó a ascender.

El Louvre pierde visitantes en el 2016

Las medidas de seguridad contra los terroristas hicieron perder muchos visitantes al Louvre, puesto que el 70% son turistas que vienen de la Unión Europa, y alrededor de un 20%, desde China. Pero estas medidas hicieron que los niños también dejasen de acudir al museo. Alrededor de dos millones de estudiantes han ido al Louvre, lo que mantiene las cifras más o menos a la par que el año pasado, pero se ha visto como menos grupos de escolares han sido llevados al museo por sus respectivos colegios para que puedan disfrutar de las maravillas del lugar. Esperan que a lo largo de este 2017 la situación se regule y vuelvan a tener las mismas visitas que antes.

Dejar respuesta