Hace pocos días se sabía que la actriz estadounidense Carrie Fisher, conocida principalmente por su papel de princesa Leia en la saga de Star Wars, había sufrido un ataque al corazón durante un vuelo hacía el aeropuerto de Los Ángeles desde Londres, ciudad en la que estaba rodando algunas escenas para la nueva entrega de la saga. En el aterrizaje fue trasladada rápidamente a un hospital.

Está estable, si hay algún cambio se comunicará

Durante el trayecto, la actriz sufrió un paro cardíaco y fue atendida por el personal del avión, que logro mantenerla estabilizada hasta que el aparato tomo tierra. Allí ya la estaba esperando un equipo médico para trasladarla rápidamente a un hospital. Y aunque muchos esperaban lo peor, lo cierto es que parece ser que la actriz está bien.

La que se ha encargado de calmar a los fans de la actriz ha sido su madre, Debbie Reynolds (conocida por su papel en la película Cantando bajo la lluvia), de 84 años de edad. Actualmente su hija está estable según confirmó este domingo y que su hubiera algún cambio en su situación lo compartiría. Por su parte, la hermana de la actriz, Joley Fisher, ha agradecido desde las redes sociales el apoyo y las oraciones por parte de los fans  hacía la actriz.

Carrie Fisher está estable, según su madre

Su hermano Todd Fisher, que apareció en la televisión local KABC para hablar del tema, aseguró que su hermana es una chica muy dura y que ha sobrevivido a muchas cosas. Por supuesto la actriz ha recibido el apoyo de varios de los actores que han participado con ella en algunos de sus cintas, como Mark Hamill o Harrison Ford.

Aparte de estar rodando la nueva entrega de Star Wars, el episodio IX que tiene previsto estrenarse el año que viene, la actriz estaba en plena promoción de su nueva autobiografía, Princes Diarist.

Dejar respuesta